jueves, 13 de diciembre de 2007

Los pequeños detalles

Abre las puertas de la percepción, usa la fuerza de tu imaginación, piensa en las cosas que te hacen sentir, es tu momento, sientes por dentro que todo se va, solo quisimos ... Por favor, escoge unos buenos calcetines si eres spanker,
alma de Dios, y límpiate esos zapatos.
Cuan limitada es la visión del spanker sobre lo que ocurre, siempre focalizada en las nalgas que reciben los azotes, ensimismado como está en ver aumentar la tonalidad del suave carmesí hasta un auténtico colorado, descuida en su torpeza algunos detalles que son de vital importancia.

Mi buena amiga Tane, se refirió a esta cuestión esta tarde, y es algo en lo que jamás me había
parado a pensar. No gasto las anti-estéticas escayolas, excepto que de hacer deporte se trate, pero claro, es un detalle de buen caballero ofrecer una imagen decorosa a la gentil dama que se ha colocado en nuestro regazo: unos calcetines atractivos, unos zapatos relucientes, y a ser posible que no nos canten" los pies ( el fungusol viene muy bien para estos menesteres, junto con las clásicas plantillas Devorolor).
Alguien puede pensar que esto es poco romántico, pero ¿acaso lo es tener unos zapatos llenos de barro a 10 centímetros de la cara o unos calcetines agujereados? Que me decís, eso es una experiencia de las que no se olvida.
Así que entre otros muchos detalles a cuidar, ¡Oh caballero spanker! Cuida los calcetines y el calzado, pues marcan las diferencias. Seguramente la mayoría de nosotros pensaría antes en llevar unos calzoncillos que les queden bien antes que los calcetines, siendo que muchas veces la spankee siquiera los verá.
Cosas del hombre al fin y al cabo.
Otra cosa ya es el atuendo del spanker, dado que es un tema que puede dar mucho juego.
Entre los modelos masculinos podemos destacar varios y muy interesantes:

*El Spanker Casual: Arreglado pero informal, puede variar desde el estilo "Poppie" hasta algo mas "Indie"















*El Spanker Denim: le gustan los jeans, pero de los modernos


































*El clásico: su ropa no llama la atención ,pero ya lo hacen sus manos e implementos por él


































* El ejecutivo: Hace del traje de chaqueta una marca de la casa. Exquisito y siempre atractivo para el sexo femenino.
















*El playero: vio demasiados capítulos de LA Heat, y piensa que todavía andamos en los 90





























*El hombre de las performances: Le gusta caracterizarse y meterse por completo en el papel














*El trabajador: no le importa llevar el mono de trabajo a las azotainas



















*El gótico: Poco mas que aportar sobre su atuendo que una foto clarificadora.

5 comentarios:

Tane dijo...

Las alfombras también pueden tenerse en cuenta, en cambio las lámparas solo si la cosa va a ir a más....

Cometospk dijo...

;) Buena apreciación, pero sólo en el caso de que la casa sea del interfecto en cuestión.
Bye my darling
PD: ¡este post es compartido!

maria dijo...

Muy bueno tu análisis de los tipos de spankers según su vestimenta, estoy muy de acuerdo contigo en que él tiene que cuidar muy mucho su aspecto físico, importantísimos los calcetines y zapatos, y como mujeres observamos el resto de un simple vistazo, así que lo mejor es que antes de salir de casa se deje ver a través de un espejo, él le dirá si está guapo.

De los tipos analizados me quedo con el "casual" y un poquito con el "ejecutivo", porque para gustos los colores.

Besos

Vitabar dijo...

Un lindo tema que, además, empareja las cosas, ya que de la indumentaria spankee se habla con mucha frecuencia.
Yo por mi parte debo admitir que nunca reparé en esos detalles de mí mismo (más allá de cuestiones generales de pulcritud, digamos)y que quizá sean más importantes para las spankees de lo que uno cree.

Cometospk dijo...

Hola María es algo como decis Vitabar y tú, de lo que no se suele hablar, y lo mas importante, de lo que los spankers no solemos tener en cuenta.
Gracias a Tane por permitirme compartir con vosotros estos detalles.