lunes, 23 de abril de 2007

Despojados de todo, somos geometría


Somos geometría, algunos dotados de una mayor gracia y armonía y otros menos afortunados, pero al fin y al cabo somos una estructura viva basada en el carbono y ciertos patrones adquiridos a lo largo de cientos de generaciones de Homo Sapiens Sapiens. Código genético, mutaciones y variaciones que nos conforman a cada uno de una manera distinta y unívoca, exceptuando a los gemelos univitelinos.
Todos basados en la sección aurea que gobierna las estructuras de crecimiento de nuestros cuerpos, un número que rige nuestros destinos estéticos y nuestra belleza y armonía todo a la par.
También ha sido denominada divina proporción, y se representa por el número FI, en honor del escultor griego FidiasSe divide un segmento cualquiera en dos partes de forma que la razón entre la totalidad del segmento y una parte (la mayor) sea igual a la razón entre esta parte y la otra. Esto es la divina proporción o sección aurea.
Un cuerpo bien proporcionado habrá de cumplir estas condiciones. Fuera de consideraciones y cánones de belleza, esta sección nos indica lo que se aleja o acerca uno de la correcta proporción que debe haber entre las distintas partes de nuestro cuerpo. El ejemplo mas claro es la altura desde la cintura al suelo ( altura del ombligo), en relación a nuestra altura total, y la otra desde la cintura a la cabeza, en relación con la distancia de la cintura al suelo. Cuanto mas nos acerquemos a ese número irracional mas proporcionado será nuestro físico.
¡OJO! este dato no entiende flacos ni de gordos. Uno puede ser muy estilizado y no estar su cuerpo proporcionado, y una persona gordita ser un ejemplo preciso de proporcionalidad. Otras partes del cuerpo también podrán cumplir esta relación como las nalgas ;)
Esta proporción está presente en nuestros cuerpos no solo a nivel macroscópico, sino también a nivel microscópico, pues incluso las cadenas de ADN cumplen la sección aurea. No deja de resultarme curioso, y por supuesto antes que a mi a grandes sabios de todos los tiempos como Leonardo Da Vinci, arquitectos famosos, grandes pintores, escultores y larguísimo etcétera; que este número aparezca en tantos elementos de nuestro cuerpo.
Este post no ha tratado sobre spanking ni azotes, pero si sobre belleza y proporcionalidad. Si alguien se pregunto alguna vez el porqué alguien nos parecía proporcionado o bello mas allá de un cuerpo trabajado o de un dulce rostro, aquí tiene la respuesta.
Como veis y ya lo decía al principio del artículo, despojados de todo somos realmente geometría, ¿no es fascinante?


Link to english version




9 comentarios:

spankingflash dijo...

La razon áurea, el número de oro de los matemáticos. Cabe agregar que dicho número se ha usado durante siglos en construcción, pintura, diseño y todo aquello que tenga que ver con la belleza de las cosas. Amigo, además de spanker eres brillante!!!. Creí que nunca iba a encontrar a alguien como yo. (humildemente, claro)

SALUDOS!!!

Cometospk dijo...

Un gran número Fi, con una historia a través de los siglos que como bien has expresado tú es fascinante. Esa fascinación me atrajo hacia él como a ti amigo. Por cierto puedes quitar lo de humildemente, me ruboriza, y además no creo que sea tan especial.
Gracias por dejar tu comentario

Fer dijo...

También el spanking es matemática pura y es guarismo la sucesión de azotes cadenciosa que cae sobre la desprotegida nalga de la spankee. Esos son los auténticos números rojos. La nalga de la spankee que no es más que un signo redondo e interminable del infinito y una spankee sobre tus rodillas es un tratado completo de álgebra con misteriosas relaciones entre los números irracionales y los quebrados; como también infinito es el placer, sea en cielo como en la tierra, sea en los números pares como en los números primos, o primas - si se me permite la licencia- la azotaina al cuadrado, al cubo y a la enésima potencia de zeta más uno, posee toda la belleza del número románico y arábigo, redondo o decimal, exacto o aproximado... es un número en sí misma y puede multiplicarse y sumarse, nunca dividirse ni mucho menos restarse. Posee la propiedad transitiva, es derivable y lo mejor es hacer integrales de nalgdas, fustazos exponenciales y mediante la espectometría de masas obtener los números de los colores de toda la gama de rojos y elevarlos a la raíz cuadrada de su máxima potencia de placer.

Cometospk dijo...

Sin palabras Fer, me has dejado sin palabras, gran alegoría matemática de la azotaina.
¡¡¡¡Sencillamente genial!!!!

H dijo...

Genial o exceso de medicación. Ten cuidado con la primavera Fer.
Cometo y el reparto del número Fi en el momento que nos pasan el código genético ¿es aleatorio? ¿o responde a algún parametro?

Cometospk dijo...

Supuestamente está implícito en las cadenas de crecimiento del ADN, pero claro, pequeñas desviaciones transmitidas a lo largo de generaciones, a las que hemos de sumar mutaciones espontáneas, otras debidas a factores exógenos, y los misterios de la creación de la vida humana, provocan que se produzcan desviaciones del correcto valor, a veces por exceso, otras por defecto y en pocas ocasiones un valor adecuado.
Espero que esto responda a tu pregunta, aunque yo solo sé lo que he leído, no soy biólogo, aunque me interesa el tema.

Fer dijo...

Ja ja ja, es cierto que se me ha ido un poco la olla con lo de la alegoría matemática, pero qué "menos"...

Selene dijo...

Nuevamente marcando diferéncias... es uno de los artículos que más he disfrutado últimamente, creo que me voy a encuadernar tus teorías y pensamientos que están dando un matiz científico al spanking. Está claro que somos un grupo muy diverso y que las aportaciones deben seguir una línea concreta, pero la tuya es realmente original e ilustrativa... Besos.

Cometospk dijo...

Fer, tu alegoría es genial.
Selene es para mi un honor que se te haya pasado por la cabeza encuadernarte esos artículos, jajajaja. Me alegra que hayas disfrutado con este último, y espero seguir elaborando algunos mas que despierten la curiosidad. Un beso
Ciao