martes, 30 de enero de 2007

El Bolero de Ravel

Siempre me encantó esta pieza musical del célebre músico francés Maurice Ravel.
Su incesante melodía repetitiva (15 min), a fuerza de no ser plana, sino plena de matices e instrumentos, algunos incluso forzados, consigue el efecto contrario al que se presupone de una acción monótona y reiterativa, o en este caso a un sonido . La obra es suave, trágica, cómica, o una explosión de sonidos a medida que discurre. Es un crescendo suave, pero intenso, algo así como una sesión de spank musical.




"La bailarina Ida Rubinstein le pidió una obra escrita expresamente para ella. Ravel pensó en orquestar alguno de los números de la Iberia de Isaac Albéniz para cumplir el encargo sindemasiado esfuerzo. Con el trabajo empezado se entera de que el director español Enrique Fernández Arbós tenía la exclusiva para orquestar las obras de Albéniz y abandona su proyecto. Arbós, por su parte, informado de que Ravel está trabajando en la Iberia le cede generosamente sus derechos. Pero Ravel es demasiado considerado y no quiere perjudicarle, aunque al mismo tiempo ya se había hecho a la idea de no trabajar demasiado; no quería componer sino sólo orquestar, y eso es exactamente lo que hace: escribe un único tema y lo repite machaconamente desde el principio al final de la obra. Tampoco modifica ni un ápice el ritmo.

La primera parte, la de trabajar poco, ya estaba; faltaba el reto, y Ravel se impuso lograr una obra atractiva usando exclusivamente la técnica de la orquestación. Eso es el Bolero: una acumulación constante de instrumentos que repiten la misma música cada vez más fuerte. Cuando se le acabaron los instrumentos normales de la orquesta empezó a añadir el saxofón, el oboe de amor, la trompeta y el clarinete con afinaciones poco habituales. La graduación del volumen y la brillantez del sonido es tan perfecta que en ningún momento se tiene sensación de monotonía y todo se resuelve en una explosión final.

El experimento resultó un éxito y desde entonces su gloria ya no tuvo límites. A Ravel le llamaban de todo el mundo para que dirigiera su Bolero que, aunque se estrenó efectivamente como un ballet, en la Ópera de París el 20 de noviembre de 1928 por Ida Rubinstein, muy pronto se desprendió de su envoltorio coreográfico para mostrarse con la más absoluta crudeza en las salas de concierto. En contra de los pronósticos poco optimistas del propio Ravel el Bolero se impuso en los programas de las orquestas y desde los conciertos pasó a los medios de difusión, a los más característicos del siglo XX, primero la radio y luego el cine, que ha tratado el Bolero con todos los matices posibles, desde las parodias de Cantinflas hasta las elucubraciones erótico-filosóficas de la actriz Bo Derek".

http://www.elmundo.es/magazine/num116/textos/ravel1.html


También se destacan los orígenes españoles de su madre para explicar la atracción de Ravel hacia los temas ibéricos.

3 comentarios:

Fer dijo...

prueba en los videos de daylymotion de instalar el podcast, eso lo haces cuando los blgueas directo de la web de los del video. Es curioso porque luego puedes llegar a visionar otro video en ese podcast... en algunos casos mejor, diferente o simplemente más largo. Se visionan con iTunes y supongo que con algún otro soft. Mira en Azotes y Nalgadas y verás que ocurre con los que he bajado.

Spankadistancia dijo...

Que lindo ComeTo,

Me encanta cuando te tomas un tiempo y haces esos compendios tan lindos... y olvidalo, la época Victoriana..uuufff, yo quiero una máquina del tiempo por favor!!!

Besos

Spankadistancia

Cometospk dijo...

Gracias por la información Fer. Acabo de ver como lo has hecho en el blog, la próxima entrada con video la colgaré de esa forma.
Gracias spankadistancia, tus comentarios son siempre alentadores y dan ganas de volver a hacer mas montajes... dentro de poco habrá otro