jueves, 3 de mayo de 2007

Sitting on the stairs of the spankee´s college

Sentado en las escaleras de la universidad fumando un cigarrito me encuentro meditando entre fórmula y fórmula. Las chavalillas me distraen con sus risotadas, su voz alta, y sus conversaciones sobre tal y cual chico. El ruido que emana de sus gargantas me hace inevitable escuchar el contenido de estas charlas por muy alto que tenga el volumen del Ipod, cambio sus conversaciones, imagino que en vez de hablar de ecuaciones, hablan de castigos, de azotes por no realizar de forma adecuada los problemas y las prácticas. La primavera la sangre altera, y la mía debe de andar repleta de spankocitos, que viajan por todos los rincones de mi sistema nervioso, alterando la percepción de cuanto me rodea.
Una pregunta me carcome, ¿cuantas de estas chicas estarán interesadas en los azotes? ya he conocido dos en esta facultad, una de ellas una affaire mal resuelto, la otra a través del messenger, ella no sabe quien soy yo, pero yo sí, puesto que su foto aparecía en la ventana de conversación. Algunas mañanas me cruzo con ella por los pasillos, no puedo sino esbozar una media sonrisa de complicidad, aunque ella debe de pensar que soy un completo gilipollas, pues no nos conocemos.
No me atrae, no es mi tipo de chica, pero siento que nos une un vínculo mas poderoso que la atracción física, el gusto por los azotes. Ella me confesó en una de nuestras pocas charlas que conoce a dos o tres spankos mas en la facultad. La conversación termina cuando me pregunta que estudio, no puedo mentirle, no me parece honesto, y le contesto. Por momentos la respuesta se hace esperar, finalmente llega. La chica está aturdida, sabe que compartimos aulas y que sé quien es ella, o que puedo llegar a saberlo, corta la conversación y no he vuelto a poder mantener una charla con ella. Supongo que el miedo a que un desconocido entré en lo mas profundo de su intimidad le golpea con fuerza; a día de hoy me prometo que antes que termine el curso me voy a acercar a ella un día y me voy a confesar, aunque la situación supongo que será surrealista.
Me acerco a ella y le digo, -hola, hemos hablado pero no me conoces- ella entonces pensará que quiero ligar. Pero esa idea se esfumará rápidamente cuando le diga el motivo de mi acercamiento. Otra opción puede ser intentar construir un vínculo de amistad, y confesarme después; en cualquier caso no tengo nada claro que debo hacer, pues realmente no quiero mantener con ella ninguna relación, ni amorosa ni spanka, ¿tengo derecho a entrometerme en su vida?¿turbarla para nada?
Levanto la cabeza, ya es muy tarde y el hambre apremia. Absorto en mis pensamientos abandono la universidad y me doy un paseo hasta casa. Ahora paso las notas esbozadas en el papel a limpio, y las coloco en el blog.
Mañana será otro día y nos volveremos a cruzar en los pasillos, la historia volverá a repetirse...


Lik to english version

6 comentarios:

h dijo...

Me gusta cuando hablas de física, me gusta cuando hablas de química, me gusta cuando enredas teorias pero más me gusta cuando del alma. Aaaaaaaaaaaaaisn, romanticona que es una ¿o serán daños colaterales de la primavera?

P.d.: ni idea de como afrontar la situación ¿por qué no te dejas llevar y que sesa lo que dios quiera?

Cometospk dijo...

H como dice en el post, la primavera la sangre altera y la llena de spankocitos que nos nublan la vista.
Ni yo mismo sé sid ecirle algo a esta chica o no, pero todavía me queda algo mas de un mes para decidirme.
PD: Se aceptan sugerencias

spankadistancia dijo...

aaaahhh!!

Está enamorado! está enamorado! ya po Cometo, presentanos la novia jijiji y dile luego, vez que mucha física, mucha teoría y yo quiero práctica, realidad...

No amigo son bromitas, usted siga con Galileo que aun que el tema sea muy solemne yo me rio y lo pasó deluxe.

Besos

Selene dijo...

Lo sabías... sabías que tarde o temprano te cruzarías en los pasillos una spankee y no tendrías claro como reaccionar. Siempre pasa, yo ya he encontrado varios "spanker" en mi vida cotidiana, unos lo sé con certeza, otros solo lo intuyo, porque lo cantan sin quererlo, pero hay cosas que son demasiado evidentes cuando ya has conocido más de un spanker.

¿Y que he hecho? Nada... olvidarme de que sé que lo son y alguna vez fantasear con el problema que supondría decirle que lo intuyo. Ninguno volveríamos a mirarnos igual y a eso... no estoy dispuesta.

Dicen por ahí que agua que no has de beber...

Eso sí, el post me ha encantado.

Fer dijo...

Este post me ha transportado a la escena de forma muy poderosa, he imaginado con facilidad el pensamiento spanker, alborotado por los "spankocitos" (¡genial!), y todas las dudas y tribulaciones que supone esta situación. Mi idea es que spankos somos pocos, que la vida es breve y que valdría la pena un abordaje amistoso. Estoy seguro que la chica es alguien digno de conocerse, como todos los spankos. Tal vez le puedes decir que tienes un "Tío" tuyo en Barcelona, que es un Profesor muy estricto, que le gustaría conocerla (ja ja ja ja)

Cometospk dijo...

SAD, no estoy enamorado de esta chica, jajajaja, mi corazón está ya ocupado...
Selene, lo sabía, pero claro no estaba preparado para ello, es un asunto complicado el abordaje. Si vuelvo a charlar con ella por el messenger, le diré algo, si no tampoco me apetece entrometerme en su intimidad.
El abordaje Fer, mas bien sería como el de los piratas, jajaja. Descuida que si charlo con ella le hablaré de mi tío Fer, seguro que le apetece una azotaina estricta...